La nutrición en la tercera edad

A lo largo de nuestra vida el requerimiento esencial para desarrollar lo que nos propongamos está basado en las buenas condiciones que tengamos, fisiológicas, intelectuales y emocionales. Es verdad que todos queremos vernos y sentirnos bien pero la realidad es que los hábitos que adquirimos condicionan nuestra salud en cualquier etapa de la vida. Mucho más aún en la vejez.

Con el pasar de los años se van acentuando graves problemas de salud los cuales no siempre son detectados a tiempo o cuando se detectan ya es demasiado tarde. De esta manera nos vemos obligados a invertir grandes cantidades de dinero en intentar curar nuestras enfermedades cuando se pudo haber evitado en un gran porcentaje. Es por ello que debemos prestar atención al ejercicio que practicamos y mucho mas aún a nuestra nutrición.

Una buena nutrición permite a los "abuelos" llevar una vida activa y saludable.

Enfermedades y condiciones comunes de salud

Estudios realizados han demostrado que en los países desarrollados los ancianos son el segmento de la población con mayor prevalencia de malnutrición y es un error frecuente el desentenderse de las necesidades o posibles riesgos de enfermedades a la Tercera Edad antes de que ocurran, siendo entre los más frecuentes:

  • Arterioesclerosis de las Extremidades
  • Artrosis
  • Artritis
  • Alzheimer
  • Párkinson
  • Hipertrofia benigna de Próstata
  • Gripe
  • Malnutrición
  • Accidente Cerebro Vascular
  • Úlceras de decúbito
  • Anemia
  • Osteopororis
  • Demencia senil
  • Claudicación intermitente
  • Problemas Visuales
  • Presión arterial alta
  • Sordera
  • Mareos en los mayores
  • Abandono
  • Cambios de personalidad y de conducta
  • Dificultades de comprensión, entre otros.

Es preocupante que a esta etapa de la vida, cuando se necesita de atenciones, cuidados y sobretodo una excelente nutrición, nos olvidemos de que tan importante es y cómo lograr una calidad de vida óptima para compartir con la familia sin tener que ser una carga para nuestros hijos. Por ignorancia muchas veces afectamos directamente la vida de nuestros seres queridos.

Requerimiento de energía

Las necesidades energéticas en el anciano son menores que en el joven debido fundamentalmente a la disminución de su masa muscular y de su actividad física. Se ha observado que al menos el 40% de los ancianos de más de 70 años ingieren menos de 1500 calorías por día.

 

Calorías e ingesta de energía y macro nutrientes recomendada

Ingesta recomendada: (IR): Se definen como la cantidad de energía y nutrientes que debe contener la dieta diariamente para mantener la salud de virtualmente todas las personas sanas de un grupo homogéneo (97.5% de la población). Recommended Dietary Allowances (RDA) :Se definen como la cantidad de un nutriente que se juzga apropiada para cubrir los requerimientos nutricionales de casi todas las personas (97-98%) de un grupo homogéneo de población sana de igual edad, sexo y con condiciones fisiológicas y de estilo de vida similares.

Requerimientos nutricionales

Dado que los ancianos son un grupo con riesgo de carencia de macro y de micronutrientes, las personas de Tercera Edad suelen beber menos agua como consecuencia de la pérdida de la sensación de sed y de frecuentes alteraciones de la deglución o disfagia. Para evitar las complicaciones de la deshidratación y asegurar una hidratación adecuada es imprescindible potenciar la ingesta regular de agua y de otros líquidos como zumos y sopas.

 

Insuficiencia de.. Causas / Consecuencias

Proteinas

alimentos ricos en proteínas

  • Disfunción del sistema inmunitario
  • Mala evolución de la enfermedad
  • Aparición de edemas y úlceras de decúbito
  • Mayor número de infecciones urinarias, respiratorias y de las heridas
  • Mayor pérdida de masa muscular
  • Astenia, depresión e inmovilidad

Fibra

alimentos ricos en fibra

  • La falta de fibra puede agravar algunos de los problemas frecuentes en el anciano como el estreñimiento, el uso de laxantes y la diverticulitis.

Vitaminas

frutas y vitaminas

 

Por una alteración del metabolismo y además por interacción con algunos fármacos anticonvulsivantes, antidepresivos y antihipertensivos: 

  • Provoca que los niveles de vitamina D y, en consecuencia, de calcio sean insuficientes para la conservación del hueso y hagan necesaria la valoración de su suplementación.
  • Los requerimientos de vitamina K pueden estar aumentados en el anciano con patología crónica, insuficiencia renal y tratamiento antibiótico o laxante prolongado.
  • La concentración de vitamina B12 suele estar disminuida debido a la elevada prevalencia de gastritis atrófica en los ancianos y a la interacción con fármacos como la cimetidina.
  • Los requerimientos de vitamina B6, ácido fólico, vitamina C y ácido acetil salicílico, vitamina A e hidróxido de aluminio, ácido fólico, bicarbonato,vitamina A, vitamina E vienen aumentadas por la interacción con algunos fármacos.

Minerales

alimentos ricos en minerales

 

Debido a la disminución del apetito, la dificultad de masticación, alteraciones endocrinas, digestivas yrenales, e interacción con fármacos, en la Tercera edad: 

  • La absorción de Calcio va disminuyendo en relación con la disminución de la secreción ácida gástrica y los niveles más bajos de vitamina D.
  • La disminución de la actividad física y la menopausia favorecen la pérdida de masa ósea.
  • Se puede provocar un déficit de Magnesio y Hierro debido a algunas enfermedades y medicaciones como los diuréticos y en consecuencia, un mayor riesgo de síndrome de fatiga crónica, enfermedad cardíaca, osteoporosis y diabetes.
  • Debido a una menor ingesta de proteína, se ve disminuido el Selenio el cual hace parte del sistema antioxidante del organismo.
  • Es insuficiente el Cromo en la dieta de una persona mayor de 60 años pues es importante para el metabolismo de la glucosa y de los lípidos.
  • Por la disminución de la inmunidad, la cicatrización de las heridas y así como a una pérdida del gusto viene afectada por una ingesta pobre en Zinc.

Carbohidratos

alimentos ricos en carbohidratos

 

La Asociación Americana de Cardiología y Cáncer recomienda aportar en forma de carbohidratos del 55-60% del valor calórico total de la dieta. Un aporte de hasta 200 g diarios de estos nutrientes, es bien tolerado por el anciano.

Grasas

alimentos ricos en grasa

 

A partir de los 65 años, se discute la eficacia de las dietas altamente restrictivas en grasa para prevenir el riesgo cardio-vascular. Hay que elegir, como en las dietas en todas las edades, aquellos alimentos que aportan ácidos grasos monoinsaturados (aceite de oliva y vegetales en general), entre otros motivos para asegurar el aporte de vitaminas liposolubles, aproximadamente un 35%.

Suplementación Nutricional

Debido a la ingesta insuficiente de nutrientes y/o la imposibilidad que el organismo tiene para absorberlos vemos casi como un hábito normal la hospitalización de ancianos o los mismos involucrados en residencias geriátricas, pues al disminuir la masa magra y aumentando el porcentaje de grasa se dan problemas como hipertensión, alteraciones biliares, hiperlipemias y cambio metabólicos significativos como intolerancia a la glucosa. Esto se traduce en una alteración en el metabolismo de los hidratos de carbono.

Se ha comprobado que los niveles de glucemia en ayunas aumentan en 2 mg/dl cada diez años a partir de los cuarenta y la elevación de la glucosa en sangre después de una comida en 8-15 mg/dl también cada 10 años. Esta alteración, muchos autores la atribuyen a una disminución en la producción de insulina por parte del páncreas. Además pueden estar implicados factores como los cambios dietéticos y la disminución del ejercicio físico, por lo que esta alteración puede acabar en una diabetes de tipo II (Rudman, 1989).

En las mujeres después de los dos años siguientes a la menopausia hay una mayor fragilidad ósea y mayor riesgo de osteoporosis, por  eso es importante que en la suplementación alimenticia se encuentren Vitamina D, Magnesio, Calcio en porciones adecuadas.

Ingesta recomendada de vitaminas

También la perdida de elasticidad del tejido arterial y venoso consecuencia propia de la edad y la concentración de colesterol en sangre afectando al sistema cardiovascular entre otras cosas son factores importantes para el diseño de un buen suplemento alimenticio que facilite la ingesta y valor nutritivo, pues debido a problemas fisiológicos, como la pérdida de piezas dentales, no se puede considerar masticar alimentos difíciles de digerir y sintetizar.

Es por esto necesario una suplementación nutricional que contenga todos los nutrientes necesarios y permita la defensa natural del organismo frente a agentes infecciosos que puedan atacar fácilmente, evitar el riesgo de malnutrición y finalmente tener una calidad de vida saludable por el resto de sus días.

Nutrición adecuada para los adultos mayores

Usted puede encontrar información sobre algunos complementos multivitaminicos especialmente diseñados para las personas de la tercera edad. Una de las empresas con mayor compromiso e investigación en el desarrollo de productos de soporte nutricional brinda una solución de desayuno saludable para todas las personas, inclusos niños o adultos mayores. Usted puede contactar con un asesor en nutrición para solicitar información sobre como brindar a su organismo  una excelente nutrición de manera natural.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Comenta

Email
Print